sábado, junio 09, 2007

Un atardecer color ocre en la vida de la maga

En un lugar del mundo me encuentro, en un rincón pequeño de la casa, mientras veo un atardecer sin prisa y tomo colacao. Rodeada de colores ocres y naranjas, en una habitación particular. A expensas del destino vago por esos rincones llenos de polvo. Hay discos esparcidos por todas partes, y torres de libros desordenados en un orden concreto. Me encomiendo a una noche de estrellas sin pretextos, sólo quiero encontrar un lugar donde fumar tranquila un cigarrillo a oscuras, lejos de las formas del cuarto, lejos de las formas de ti, que se desdibuje el mundo ante mis ojos, no ver nada, dormir y despertar más tarde para descubrir que estás ahí y me observas en silencio.
Donde me hallo me encuentro ensimismada por ausencias, estoy llena de silencios que no dejan de hablarme de ti, estoy llena de sombras, estoy llena de luces, de luciérnagas que me transitan a deshoras, y estallan en torrentes de espasmos que me trasportan a lugares inimaginables. Estoy llena de ti, estoy en todos tus sueños, me planto en tu recuerdo, me lleno con las formas de tu cuerpo. Hay fantasmas que me persiguen en cualquier sitio, hay ríos naranjas que no se quieren coser a la tierra. Hay noches de luna, hay delirios con sur, y gatos. Hay notas de jazz que vuelan, hay un piano que suena en una noche silenciosa, hay una tarde lluviosa sin nubes. Hay tantas cosas que se salen de la imaginación. Las letras se escapan por las esquinas de las paredes de este papel. Suben y bajan como si estuvieran en una montaña rusa. Es tan fácil imaginarlo maga.


Texto: Virginia Fernández “Un atardecer color ocre en la vida de la maga”

6 comentarios:

la maga dijo...

El lararí hoy sí debe de estar contento, yo ni gota.

lalari dijo...

:)

Yo te presto gotas que suenen a wawawa

bajamar dijo...

...hay veces en que uno lee, te lee y dan ganas sólo de guardar silencio porque te queda rumiando la pupila tanta imágen recogida en la pradera que derramas...muy lindo una tardecer lleno de sonidos y matices, pese al ocre

un beso Vir, buenos días de descanso

chus dijo...

Sólo puedo decir que es precioso, que al final quedan ganas de más renglones, Virginia. Cuando cuentas, cuentas, y es posible dejar a los números de lado, sin dejar de contar. Un beso.

Lau dijo...

ey preciosa, me ha encantado, sabes? me ha recordado a:

Estoy lleno de sombras
de noches y deseos
de risas y de alguna maldición...

lee ROSTRO DE VOS de Benedetti, si no lo has leído. Es de mis favoritossss, aisss

un abrazo virr

virginia dijo...

la maga: el lararí ama los cuentos con sabor a nostalgia.

lararí: grcias por las gotas que suenan a wa wa wa, porque andaba sin gotas, ni gota de gotas tenía y grcias a tus gotas ahora tngo muchas. besos.

bajamar: muXas gracias bajamar, un gusto tus visitas a mis letras.

chus: gracias a ti por leerme así de bonico, un beso.

lau: Me encanta Rostro de vos, un besazo. grache por la comparación.

besos, abresos, a todos