viernes, junio 29, 2007

Acción versus pensamiento

Detrás de toda acción hay una protesta innata, es por esto que no hay vuelta atrás, hay que seguir adelante, hasta el final. Las acciones se vuelven irresponsables a veces, pero eso sí una vez empezada ésta, no se puede parar en mitad de la nada, porque sería como caer a un precipicio sin colchón debajo, o como estamparse en un cristal que no vimos mientras alguien que sí lo vio ríe impertinentemente mientras nos señala con un dedo acusatorio. Como si nosotros hubiéramos hecho algo mal, y es por esto y nada más que por esto que al terminar la dichosa acción nos sentiremos bien. No sé, es así de simple, o complicado, como lo quieras ver, es tal y como suena. Es como seguir un camino naranja en forma de río que al parecer no tiene fin, aunque sí lo tiene, lo que pasa que lo desconoces. A veces se compromete uno en acciones que van más allá del todo que las designa, y esto es complicado pues si entendemos la acción como el conjunto de hechos que buscan un fin, nos daremos cuenta de algo tan simple como que la acción en sí no tiene sentido. El lector es importante en estos casos, porque quizás es el único que se dé cuenta de esto. La literatura debe de ser guiada por el lector, y no al revés. Entonces y después de este breve resumen de la acción como tal, llega un momento en el que me pregunto si el pensamiento no se podrá considerar acción en algún lugar de ese camino naranja, he aquí otra vez la idea del camino en forma de río. Yo creo que el resultado al final es sublime, debe serlo. Mientras, anoto en mi cabeza: extrañar, echar de menos, acción, acción interminable, acción que no tiene fin en el tiempo o en el espacio, idea. Acción versus pensamiento.

Texto: “Acción versus pensamiento” Virginia Fernández
Foto: “Bajo el caballo de Artigas” Manuel Gallardo

8 comentarios:

bajamar dijo...

...si, todo desemboca en una acción, pero es otra, no la de su concepción, concebirlo es una forma de acción...porque claro no todo es físico o material....pero se contradice eso con que el extrañar causa dolor de huesos...en fin...somos un todo, y parte de uno, bastante más extenso e infinito de lo que creemos...me gusta creer eso :) ...
El activismo puede ser otra cosa bastante menos rara...provocación de la acción fisica y...ya me estoy enredando...eso tienen tus textos, me hacen cavilar

un abrazo Vir, buenfindesemana idem

Lau dijo...

y si la acción es terriblemente negativa para uno y para los demás? No será bueno entonces parar a mitad y caer como si no hubiera colchón debajo?
Yo creo que el pensamiento no es una acción, es la puerta que abre el paso a las acciones, es el camino de las acciones y es la puerta que te recibe al final. El pensamiento actúa en sí mismo, se lleva a cabo la "acción de pensar", pero es una "preacción", una "introacción" y una "postacción" jajaja. AY VIR, mira lo que me haces hacer tan temprano mija, esto es injustooo

Un besazo grandote, feliz fin de semana guapa, me hace gracia que vengas a reclamar letras. Es divertido. A ver si se me ocurre algo. Otro besazo

Lau dijo...

si, vir, querida, te he hecho caso, jejeje. Menos mal que estás por ahí para tirarme de las orejas de cuando en vez. Jejeje. Un besazo

chus dijo...

Mis ya de por si irreflexivas actitudes, en una irreflexiva vida, no me permiten decir nada a favor de tu exposición, y tampoco en contra. Enfrentar a la acción, y al pensamiento, es como poner cara a cara al niño, y al pastel, y aunque el niño piense que no debe comerlo, la acción natural le llevará a zamparlo sin remordimiento alguno durante la ingestión del dulce, pero después esa acción le hará pensar que dónde está la pastelería más cercana. En resumidas cuentas, que lo que yo pienso, como no tiene nada de reflexivo, lo mismo es porque al pensar ni acciono, ni interacciono, en ningúna acción neuronal. Qué bueno es vivir con una cabeza autonómica que no me hace pensar cosas raras, Virginia, sólo pienso cosas que no puedo contar porque son ordinarias, y cotidianas, y algunas hasta son de segunda cabeza, o mano, o lo que sea. Me ha gustado el nudo que has montado con la acción, y el pensamiento. Un beso.

Eva dijo...

esto...por pasos, vale?
el pensamiento no es acción?creo que no, tal y como entendemos la acción como algo físico.
el pensamiento es opuesto a la acción? no es opuesto, es el origen de nuestra acción. Nuestra acción es activada por el pensamiento. Por eso hay una gran diferencia entre pestañear y levantar el brazo. Porque el levantar el brazo es algo que nuestro pensamiento decide hacer, pero pestañear, sin embargo, es un mecanismo automatizado, como el respirar o tragar saliba.
Bueno, que lio! Pero, sí que se puede establecer oposición pensamiento-acción? Sí, en cuanto a algo interno-no visible y algo externo-visible.
Te dejo...es muy cansino. un besi

Lau dijo...

reclamo reclamo reclamo

Diego J. dijo...

Yo de ti me tomaba una copa y dejaba de darle vueltas a las acciones(que te estás añejando)
;)
Besos.

virginia dijo...

bajamar: jeje..lo conseguí, acción versus pensamiento. Pensamiento como acción. Pero y al revés, acción como pensamiento.
En fin. Besitos wapa.

lau: Exacto, ¿y la acción del pensar qué?, He ahí la cuestión. ji ji.

chus: Pues si el niño se comió el pastel por la acción del pensamiento que le llevó a tal acción, o ciertamente fue por no accionar el pensamiento y aquéllo actuó como un acto reflejo. Pues vaya con el niño y el pastel.
mg+mg+mg

eva: qué te voy a decir, sino lo que ya dije o pensé, el pensamiento no me da para accionar las teclas del teclado del ordenador . je je. chau.

lau: reclamo, reclamo, reclamo un trozo de letra, de papel, de lápiz. Besos.

diego j: Mi estimado amigo la copa llevará a otra copa, y la otra copa a otra más, y la neurona del pensamiento me desactivará el poco sueño que me quede, y así no se puede.

Besos a todos. Gracias por pasar.