sábado, junio 25, 2011

La abstracción del minutero


La abstracción del minutero

E
n esta tarde de viernes
con sensaciones de fin de semana,
ríen las farolas por el asfalto quemado
mientras derraman los coches sonidos de claxon.

En el portal de mi casa
una muchacha me mira
y la noche llega de forma diferente,
creando una nueva corriente
de soles que palpitan,
de mariposas instaladas debajo mi piel.

Aquí y ahora pienso en la abstracción del minutero,
en esta vida inútil y divertida.
Aquí se derriten los helados por tu piel
mientras pienso y qué.


© Virginia Fernández “La abstracción del minutero”

4 comentarios:

El Éxodo dijo...

El tiempo, más que una abstracción, es una entelequia. Y qué, mientras sigamos viviendo y, de cuando en cuando, nos sintamos realmente vivos. Y qué.

Besos.

Pulseras de colores dijo...

Me encanta este poema, tiene una magina especial que me captó en la primera lectura totalmente.

Helados que se derriten y no por la calor precisamente, en algunas ocasiones.

Pulseras de colores dijo...

¡Ups magina NO!, magia xd

Pulses de colores vip dijo...

Éxodo: Never mind, never mind, never mind...
Oh qué bonito nick Pulseras de colores, nenah.

gracias por pasar, besos