domingo, febrero 14, 2010

Exilios

"Voy por tu cuerpo como por el mundo" Octavio Paz


Aquí me encuentro
en este exilio.
Exilio de párpados cerrados
y de preguntas,
de ventanales con signos de interrogación.

Aquí me encuentro
en esta ruina de espacios,
con utopías irrelevantes
mirándome sin comprender,
con lunas de puertas cerradas,
con estadios de luz incandescente.

Aquí me encuentro
exiliada de los adioses
y los abrazos,
exiliada del mundo
y de su rutina,
exiliada de sus cuestiones,
de sus miradas de pronóstico reservado,
de sus incertidumbres.

Aquí me encuentro en el silencio
de esta tarde invernal y callejera,
esperando el anochecer,
que seguro traerá sonrisas nuevas
que me harán olvidar este exilio
impenetrable y asustado.

© Virginia Fernández “Exilios”

3 comentarios:

Mauro dijo...

Ese exilio tiene un no estar incrustado entre las seis letras. Es quedarse afuera de todo y fumarse lento el tiempo mirando como todo pasa.

Conozco personas plagadas de exilio, ellos observan y sienten, sin poder involucrarse ya del todo. Un exilio de párpados cerrados y preguntas, tal cual lo dice tu post.

Besos (para Usted)

yole dijo...

Difícil es exiliarse, desterrarse de uno mismo cuando todos los supiros se agolpan queriendo frenar el galope de los latidos...
VIR...quisiera que no te exiliaras de los abrazos.

Un abrazo nuevo.

Mayte dijo...

Y en el exilio aún uno mismo también se encuentra Vir.

BIkiño.