viernes, noviembre 07, 2008

no te vayas

Déjame que te lleve de la mano
de este amanecer sin sol,
deja que recorra de arriba a
abajo el lugar que habitó
el olvido.
Recórreme el cuerpo
en curvas dislocadas.
Arroya sin mirar
lo que encuentres a tu paso,
Deja de respirar
sólo un momento,

Acércate a la noche de
un acantilado de sirenas,
descorcha el amanecer a trizas,
no te quedes impasible,
no te olvides de lo que no importa.
Acércate a la verdad sólo de puntillas,
olvida el resto,
no te vayas.
No te vayas, ni ahora ni nunca,
no te vayas.


© Virginia Fernández “No te vayas”

2 comentarios:

chus dijo...

Me gustan muchísimo tus renglones cortados, Virginia, tienes versos que derrapan de potentes, y no es palabrería amable la que te digo.

"...Recórreme el cuerpo
en curvas dislocadas.
Arroya sin mirar
lo que encuentres a tu paso..."

"...Acércate a la noche de
un acantilado de sirenas,
descorcha el amanecer a trizas,
no te quedes impasible,
no te olvides de lo que no importa..."

Estos son mis versos preferidos, son excelentes.
(Si se va, es un gil, créeme)

Un beso grande, Virginia

Josefhine dijo...

Me has desjado sin palabras.

Tienes que estar enamorada, sino, no podrías haber escrito esto.

Un saludo.