sábado, abril 23, 2011

Tus ojos color turquesa


E
n esta superficie de soledades,
de búsqueda de una identidad,
de derrotas indecisas
y de estereotipos cosidos como un traje a medida,
tu cuerpo es un náufrago a la deriva de mis noches de latón.

Advierto el color del atardecer turquesa
en un lugar recóndito llamado D´or
y se refleja en tus ojos el color del mar,
prisioneros en un acantilado de esperanzas
que no van a tardar en llegar,
bañar tus hombros como el sol lo hace por la mañana,
dorar tu pelo,
dibujar una sonrisa.

En esta tarde que se torna invernal
en la que el viento se mece entre los dedos
de mis sandalias,
tus labios cerrados me cuentan
una vida llena de milagros y sueños.

Y es en esta calle solitaria, empedrada,
llena de escaleras que suben a una ermita,
donde se va a rezar sin sonrisas ni esperanzas,
el lugar donde tus manos me buscan
y me gustaría callar para que este momento
que es nuestro
durara más de una eternidad.

© Virginia Fernández “Color turquesa en tus ojos”-De Palma y sus rincones-
Fotografía: David del Monte.

4 comentarios:

Carlos dijo...

Hay un aroma a sal marina recorriendo tus letras. Será que el amor te ronda.

Un saludo.

Labyrinth dijo...

Me gusta mucho el poema-turquesa :D

"bañar tus hombros como el sol lo hace por la mañana,
dorar tu pelo,
dibujar una sonrisa."

Feliz día del libro

El Éxodo dijo...

La eternidad no existe (es un no ser perpetuo), pero hay instantes, por muy breves, que nos dejan al borde de los labios el sabor de lo eterno.

Abazos.

Yiyi dijo...

Es precioso el turquesa y más si son tus palabras quienes lo pintan.

Saludos!