martes, septiembre 07, 2010

Nuestra casa


Nuestra casa

           

N
uestra casa se cae,
como un pensamiento vago
que no termina de forjarse,
como un tiempo destemplado
e inusual,
como un pájaro herido,
o el otoño que no llega.

Nuestra casa se viene abajo
y soy un espectador de ojos abiertos,
de labios cerrados
sin lágrimas, ni pesar en el pecho,
como herrumbre en el balcón
o pozo deshabitado.

Nuestra casa desaparece
sin razones, ni palabras,
la maceta en la ventana,
el vaso lleno de agua,
la paz del sol
entrando por la mañana.

Nuestra casa no existió,
sólo un trozo de hielo en el océano.

© Virginia Fernández “Nuestra casa”
Ilustración: Janik Coat

3 comentarios:

El Éxodo dijo...

Nada peor que las ruinas de lo que nunca existió. "Vuela esta canción para ti, Lucía..." que cantaba y canta Serrat.

Abrazos.

Virginia dijo...

Gracias por la song Éxodo, no no, peor es la existencia, y luego decir que no existió..jaja. Abrazo.

Mayte ✿ܓ dijo...

Se vuelve, una casa, sin más...al pie de todo lo que fue.

Intenso, Vir.

Bikiños.