sábado, agosto 09, 2008

Definición de un sábado

Un sábado puede ser lunes perfectamente si pone cara de lunes. Ayer el sábado tenía cara de lunes, estaba sombrío y serio, era un lunes impertinente, banal, insustancial. Lunes perdido entre la masa gris de la humanidad, sin acercarse un poco a la palabra color, a la palabra quietud, a la palabra tú. A veces un sábado puede llegar a ser un domingo por la tarde, tedioso, feo, perdido entre un caos. A veces simplemente es un sábado a secas, o puede ser lluvioso, y tú te puedes dedicar a buscar castillos perdidos perfectamente. Eso sí sería aprovechar un sábado por la tarde, pero no, el sábado que te cuento fue irremediablemente un sábado opresivo, perdido en el tiempo inexorable del ayer.

Texto: Virginia Fernández “Definición de un sábado”

2 comentarios:

Àngel dijo...

Hola Vir. Hace más de un año que no pasaba por aqui. He visto muchas novedades y enre ellas la publicación de tu libro. Mi más sicera felicitación porque te lo merecias.
Un saludo.

Àngel

Creo que volveré a escribir alguna cosilla, ya veremos.

Mauro dijo...

Siempre he encontrado insulso al sábado, opaco, sin personalidad propia. Se que esperar de un domingo, también de un viernes, pero de un sabado?..nada, sólo sospechas.

Pensando en positivo, me quedo con un martes, el mejor día, pues te dice que lo peor ya pasó (el lunes).

Cariños Virginia, gracias por el poema que compartiste en mi blog.