jueves, abril 12, 2007

De camino a algún sitio


Las niñas en Bogotá juegan a la comba en barrios que están en el sur de la ciudad, justo donde el sur es más sur, y más pobre que el resto. Juegan en la calle, sus madres van a trabajar. Se levantan a las cuatro de la mañana mientras la gran ciudad aún duerme despacio su noche, viajan en tren. Luego subirán a autobús. El autobús las llevará al centro norte de la ciudad, donde les espera un duro día de trabajo. Vuelven a las cuatro de la tarde para irse de nuevo a otro trabajo que empieza a las seis, del que terminarán a las nueve, llegarán a casa finalmente a la media noche, justo a la hora de dormir. Al día siguiente volverán a empezar la tarea que llaman vivir, cuando en realidad se debería llamar de algún otro modo.
En ese barrio hay niños que llevan pantalón sucio, calcetines, pelo corto y sandalias. Se sientan en el suelo que tiene barro, y juegan a canicas, creen que son delanteros de algún equipo que subió a primera alguna vez. Sus hermanas los miran y mueven la cabeza de un lado a otro, sonríen y siguen jugando a la comba.
En el norte de Bogotá hay casas en las que solamente la puerta principal vale lo que una casa en el sur. Los hombres que viven allí salen a la calle siempre acompañados por otros hombres que trabajan para que nada les ocurra, nunca salen solos. A veces prefieren quedarse en casa a salir a la calle, algo que nunca entenderán los niños del sur que juegan todo el día en las calles del barrio más pobre de la ciudad.
Esto me lo contó un amigo en un viaje de tren a las cuatro de la mañana camino de algún barrio rico de Bogotá.

Texto: “De camino a algún sitio”. Virginia Fernández
Graffiti del niño de las pinturas

19 comentarios:

Anónimo dijo...

muy galeaniana. Me encanta ese hombre. Es grande. Un abrazo fuerte preciosa, buen texto. Feliz fin de semana

Anónimo dijo...

(lau)

Diego J. dijo...

Me gusta, el mundo es un contraste, armónico a su modo...

Saludos.

el pulga dijo...

Parece que somos una epidemia tragico-infantil... ¿Y hay barrio de rubios en Bogotá? Me ha gustado mucho, sobre todo la parte del barro y las canicas. Un beso moreno sin nada de rubio.

lalariii dijo...

Estoy indignao.

bajamar dijo...

Aquí juegan a las bolitas que llaman mochas (canicas) y el polvoriento paisaje entre barro y basural se transforma en castillos de palmas abiertas...en un paso por un barrio de casas grandes, dice mi pequeño acompañante ser propietario de todas y haberselas prestado unos años :)

relato más que precioso, triste más que triste, real mas que real, indignante mas que más...

un beso

Viento del Pacífico dijo...

Hola Vir:)! Para cuando los relatos se convierten en una denuncia desgarradora e irritante de la más cruda realidad. Ésto no es cuento. Besos.

jesus (of suburbia) dijo...

No hay respuesta posible a un texto, me siento incapaz después deleerlo y permanecer quieto. Gracias. Besos.

Anónimo dijo...

vengo a pedirte letras, vir

(lau).
pd.- feliz fin de semana, guapa

virginia dijo...

lau: sí si kedó galeano total. ji ji.
besitos

virginia dijo...

diego j: estimado amigo por una vez estoy de acuerdo je je.
besitos.

virginia dijo...

pulga: pos claro que hay barrio de rubios en bogotá, y tambíen hay rata juliana, y niños como pokito y como vos, y como churretes, hay todo eso y más cosas, ¿vamos?.
abrazo

virginia dijo...

lararí: yo también.

virginia dijo...

bajamar: Muchas gracias bajamar.
besos.

virginia dijo...

VdP: Es un cuento denunciante.
besitos.

virginia dijo...

jesús (of suburbia): Gracias a ti.
besos.

virginia dijo...

lau: ya.
besito.

Eva dijo...

esperemos la inversión...de cuando el sur sea sur de alimentos, sur de mujeres bien pagadas, sur de niños con lápiz en mano, sur de cristalina agua, sur de huertas familiares sobre los troceados latifundios, sur que no acepta los despojos del norte, sur caro para las transnacionales...Pero un sur que guardará las sonrisas más puras, los ritmos latientes de los tambores y la luz mágica.
La inversión llegará, llegará para esos que andan en chanclas y llenos de barro por los sures de cada rincón de este mundo loquito.

virginia dijo...

los sures de cada rincón del mundo son bellos por naturaleza.
beslama sweet